Perfecta Paz en Tiempos Duros

En Mensajes por Carlos CamachoLeave a Comment

En el pánico que parece aproximarse sobre la tierra, los hijos de Dios seremos bendecidos con perfecta paz.

Vamos a ser testigos de la noticia más grande de la Gloria de Dios que ha visto el mundo hasta ahora, cuando muchos de los hijos de Dios posean Su perfecta paz.

Dios va a levantar un pueblo que será capacitado con su completa y perfecta paz.

Viviremos, nos moveremos y respiraremos en esa maravillosa y perfecta paz.

Tú guardarás en COMPLETA PAZ a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.Isaías 26:3 RV60

Va a levantarse un testimonio vivo de muchos que se comprometerán a empeñar sus corazones para buscar a Dios en medio de todo, sin importar lo que venga.

Van a decir: “Veo que viene el día de juicio sobre la humanidad, de manera que me prepararé completamente para lo que viene, como Su esposa”.

Dios nos quiere dar una paz que no pueda ser conmovida.

Por supuesto, que no podremos evitar sentir la inmensa ola de angustia que está arropando a la humanidad. Pero sabemos que estamos:

8 … atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; 9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;2 Corintios 4:8-9

Debemos aprender a no ver destrucción, desesperanza y angustia en medio de la voluntad del Señor para SU PUEBLO, sino advertencias de Dios a Su pueblo para traernos al arrepentimiento y humillación. De esta manera, podremos acercarnos a la santidad y pureza que debe caracterizar a la novia de Cristo.

La iglesia es LA NOVIA DEL CORDERO, la que Cristo viene a buscar “sin mancha ni arruga”.

Debemos concentrarnos en las cosas prometidas a aquellos que Le buscan y siguen, en lugar de estar dando cabida en nuestro espíritu al desasosiego, desesperación y angustia que puedan sentir aquellos que no tienen a Cristo en sus corazones.

Pero las abundantes promesas de Dios para Su pueblo exceden POR MUCHO lo terrible que nos pueda pasar.

Tenemos que entender, sin embargo, que estas promesas son SOLAMENTE PARA LOS VENCEDORES, los que permiten y ANHELAN la disciplina de parte de Dios.

4 … Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.Hebreos 12:4-8 RV60

¿Quién podrá sembrar esperanza en un mundo desesperado, perdido y confundido como el de hoy si no es la iglesia vencedora de Cristo? NOS TOCA A NOSOTROS.

Jeremías clama a Dios y le dice “No me seas tú por espanto, pues MI REFUGIO ERES TÚ EN EL DÍA MALO”.

Debemos esperar las promesas de Dios con certeza. La inseguridad y la duda nada nos traen, sino confusión, desesperación y angustia.

No tenemos por qué temer a las situaciones que nos rodean, a las obras de las tinieblas, a los azotes atmosféricos, a los fenómenos naturales o a tantas otras cosas que hacen temblar a las personas que no tienen la paz de Cristo en sus corazones.

Dios va a darnos los recursos espirituales necesarios a través de Su Santo Espíritu para que podamos controlar todo pensamiento de miedo o espanto y podamos someterlo a la obediencia a Cristo.

¡Y ES ESE MISMO ESPÍRITU SANTO QUIEN NOS LLENARÁ DE SU PERFECTA PAZ!!!

El verdadero motivo de todo lo que está sucediendo tiene como propósito LEVANTAR UN ACERCAMIENTO DE LA IGLESIA VENCEDORA A SU PERSONA.

La iglesia de hoy en muchas ocasiones ha dejado mucho que desear en su afán por el crecimiento y la prosperidad. Dios quiere purificar Su Novia para limpiarla y eliminar las manchas del espíritu de este mundo ha causado en ella.

La avaricia, la ambición desmedida y el materialismo se han infiltrado en la iglesia de manera alarmante y Dios no va a dejar que Su Novia sea arrastrada por su amor de las cosas materiales como el resto del mundo.

El Señor quiere salvar a Sus redimidos del espíritu contagioso del materialismo y mundanalidad que nos arropa hoy día.

Hay muchos cristianos siguiendo, no al Todopoderoso, sino al todopoderoso dólar, muchos de ellos tratando de hacerse poderosos.

Cristo viene a buscar una iglesia “sin mancha ni arruga ni cosa semejante”, sino “santa y sin mancha”.

Dios nos está llamando a salir de este sistema mundial y retornar a Él completamente.

Al darnos Su perfecta paz, Dios nos estará preparando para soportar todas las cosas que puedan llegar – desastres naturales y/o financieros, persecuciones por causa de nuestras creencias y principios, escasez, corrupción y destrucción repentina.

Y en medio de todo:

1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. 2 Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar; 3 Aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza.Salmos 46:1-3 RV60

Dios está con nosotros con pensamientos de paz constantemente.

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos DE PAZ, y no de mal, PARA DAROS EL FIN QUE ESPERÁIS.Jeremías 29:11

Esto quiere decir que existe ESPERANZA PARA EL FUTURO.

La disciplina de Dios seguramente no será fácil de sobrellevar, pero nos acercará más y más a nuestro Amado, que nos espera para la boda final en la cual seremos unidos a Él para siempre.

Tenemos que confiar en Dios y, en el Nombre de Cristo, reclamar la sanidad, justicia y misericordia que Dios quiere extender sobre nosotros.

para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, OS DÉ ESPÍRITU DE SABIDURÍA Y DE REVELACIÓN EN EL CONOCIMIENTO DE ÉL,Efesios 1:17

No podemos abrirle las puertas a un espíritu de contención, orgullo o enojo en la iglesia. No ganamos la batalla usando las mismas armas del enemigo.

Tenemos una garantía de parte de Dios de que va a escuchar a Su pueblo en “los postreros días” de angustia y desolación, tal y como los que estamos viviendo hoy:

29 Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, LO HALLARÁS, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. 30 Cuando estuvieres en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios, Y OYERES SU VOZ; 31 porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres.Deuteronomio 4:29-31

Cristo ES nuestra paz. Es por medio de esa paz que podremos acercarnos confiadamente a Él y vencer toda clase de ansiedad, de tribulación, de angustia, de desánimo, de desasosiego que se nos presente en este tiempo malo.

Y UNA VEZ TERMINADO TODO, GOZAR LAS BENDICIONES QUE DISFRUTAREMOS COMO LA NOVIA DEL CORDERO:

3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y ÉL MORARÁ CON ELLOS; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, Y ÉL SERÁ MI HIJO.Apocalipsis 21:3-4; 7
3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; Y REINARÁN POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.Apocalipsis 22:3-5

Bendiciones,

Compartir Este Artículo:

Deja un comentario