La Necedad de la Soberbia

En Mensajes por Carlos CamachoLeave a Comment

Soberbia – Estimación excesiva de sí mismo con menosprecio de los demás.

Citas célebres relacionadas con la soberbia:

El orgullo es como un telescopio utilizado al revés. Aumenta el yo y hace que los cielos se vean pequeños.

“Señor, cuando estemos equivocados, haz que estemos dispuestos a cambiar. Y cuando estemos en lo correcto, haz que los demás puedan vivir con nosotros.”
-- Peter Marshall

En el boletín de una iglesia: “Dios es bueno, nuestro pastor es mejor.”

La Palabra de Dios tiene mucho que decir acerca de la soberbia y ninguna de las cosas que dice son buenas ni agradables.

Para una persona soberbia, tal parecería que el mundo entero gira alrededor suyo.

Estaba en la oficina de la dentista el otro día y, mientras esperaba, había varias revistas sobre una mesita en la sala de espera y decidí ojearlas a ver si había alguna lectura interesante mientras esperaba mi turno.

Entre las revistas, pude ver unas 4 o 5 ediciones de la revista Oprah y algo inmediatamente me saltó a la vista --- en TODAS ellas, Oprah Winfrey era la modelo de la portada.

No conozco de ninguna otra persona que haya creado una revista a su propio nombre, para exaltar periódicamente SUS logros, SUS cualidades, SU manera de ver la vida, etc.

Y recordé muchos pasajes bíblicos que podrían ser usados para que podamos entender que la soberbia es una necedad.

Veamos:

Mas la persona que hiciere algo con soberbia, así el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa persona será cortada de en medio de su pueblo.Números 15:30 RV1960
2 Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría.Proverbios 11:2 RV1960
Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu. Mejor es humillar el espíritu con los humildes Que repartir despojos con los soberbios.Proverbios 16:18-19
Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido;Isaías 2:12
Y el soberbio tropezará y caerá, y no tendrá quien lo levante…Jeremías 50:32
Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez.San Marcos 7:21-22
Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.Santiago 4:6

Creo que, para muestra, con SIETE botones basta…

En primer lugar, a Dios NO le gusta compartir Su gloria con nadie y, en adición, nosotros no podemos aspirar a ser superiores, corriendo el riesgo de caer en el primer pecado de la Biblia --- el orgullo y la soberbia de Satanás mismo.

11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán. 12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO. 15 Mas tú DERRIBADO ERES hasta el Seol, a los lados del abismo.Isaías 14:11-15

En este pasaje, el profeta Isaías está hablando de la dinastía de los reyes de Babilonia, que en aquél entonces pretendían ser “dioses”. Pero también está hablando de un ángel de LUZ que cometió el primer pecado de la historia --- la SOBERBIA de pretender usurpar el Trono de Dios para sí mismo.

Quiero compartir un pasaje bíblico que nos da un ejemplo claro de cómo nuestra soberbia puede llegar a destruir cualquier bien que podamos haber hecho en el nombre del Evangelio y el Reino de Dios.

Se trata de la historia del Rey Uzías de Judá.

1 Todo el pueblo de Judá había coronado a Uzías, hijo de Amasías, quien tenía dieciséis años de edad, para que reinara en lugar de su padre. 2 … Uzías reconstruyó la ciudad de Elat y la restituyó a Judá. 3 Uzías tenía dieciséis años cuando subió al trono y reinó en Jerusalén cincuenta y dos años…2 Crónicas 26:1-21 NTV

¡Qué comienzo tan memorable – solamente tenía 16 años y reinó durante 52 años!

Fue Uzías reconstructor de ciudades y un hombre que, mientras estuvo haciendo lo que agradaba a Dios, fue prosperado en TODO lo que se propuso.

4 El rey hizo lo que era agradable a los ojos del SEÑOR… 5 Uzías buscó a Dios en el tiempo de Zacarías, quien le enseñó a temer a Dios; y mientras el rey buscó la dirección del SEÑOR, DIOS LE DIO ÉXITO.

6 Uzías declaró la guerra a los filisteos y derribó las murallas de Gat, Jabnia y Asdod. Luego construyó nuevas ciudades en la región de Asdod y en otras partes de Filistea. 7 Dios lo ayudó en las guerras contra los filisteos, en sus batallas contra los árabes de Gur y en sus guerras contra los meunitas. 8 Los meunitas le pagaban un tributo anual, y la fama del rey se extendió incluso hasta Egipto, porque había llegado a ser MUY PODEROSO.

9 Uzías construyó torres fortificadas en Jerusalén en la Puerta de la Esquina, en la Puerta del Valle y en el ángulo de la muralla. 10 También construyó fuertes en el desierto y cavó muchas cisternas de agua, porque tenía grandes manadas de animales en las colinas de Judá y en las llanuras. También era un hombre que amaba la tierra. Tenía muchos trabajadores que cuidaban de sus granjas y de sus viñedos, tanto en las laderas como en los valles fértiles.

Vemos lo que resulta ser la historia de un gran constructor y edificador, pero también fue un gran guerrero.

11 Uzías tenía un ejército de guerreros bien entrenados, listos para marchar a la batalla, unidad por unidad… 12 Estos regimientos de poderosos guerreros eran comandados por dos mil seiscientos jefes de clanes. 13 El ejército estaba formado por trescientos siete mil quinientos hombres, todos soldados selectos. Estaban preparados para ayudar al rey contra cualquier enemigo. 14 Uzías proveyó a todo el ejército de escudos, lanzas, cascos, cotas de malla, arcos y piedras para hondas.

15 También edificó estructuras sobre las murallas de Jerusalén, diseñadas por expertos para proteger a los que disparaban flechas y lanzaban grandes piedras desde las torres y las esquinas de la muralla. Su fama se extendió por todas partes PORQUE EL SEÑOR LE DIO MARAVILLOSA AYUDA, y llegó a ser muy poderoso.

Es en este punto, cuando la historia de Uzías cambia radicalmente. La fama y el poder se le “fueron a la cabeza”.

Sufrió del mismo mal que Lucifer cuando fue expulsado del cielo.

16 Pero cuando llegó a ser poderoso, Uzías TAMBIÉN SE VOLVIÓ ORGULLOSO, lo cual resultó en su ruina. Pecó contra el SEÑOR su Dios cuando entró al santuario del templo del SEÑOR y personalmente quemó incienso sobre el altar del incienso. 17 Azarías, el sumo sacerdote, fue tras él junto con ochenta sacerdotes del SEÑOR, todos ellos hombres valientes. 18 Enfrentaron al rey Uzías y le dijeron: No es a usted, Uzías, a quien corresponde quemar incienso al SEÑOR. Eso es función exclusiva de los sacerdotes, los descendientes de Aarón, los cuales son apartados para este servicio. Salga del santuario, porque ha pecado. ¡El SEÑOR Dios no le honrará por esto!

Hasta este punto, Uzías tenía aún solución --- ¡ARREPENTIRSE!

El problema es que la persona que sufre de soberbia NO escucha consejos ni piensa que ningún otro pueda estar en posición de aconsejarle, por lo cual continúa sin detenerse hasta su propia destrucción.

19 Uzías, que tenía en sus manos un recipiente para quemar incienso, se puso furioso; y mientras expresaba su rabia contra los sacerdotes, ante el altar del incienso en el templo del SEÑOR, DE PRONTO LE BROTÓ LEPRA EN LA FRENTE. 20 Cuando Azarías, el sumo sacerdote, y los demás sacerdotes vieron la lepra, lo sacaron del templo a toda prisa. El propio rey estaba ansioso por salir porque el SEÑOR lo había herido. 21 De modo que el rey Uzías TUVO LEPRA HASTA EL DÍA DE SU MUERTE. Vivió aislado en una casa aparte, porque fue excluido del templo del SEÑOR.

¡Qué historia tan trágica!

Pero es una historia que nos debe servir a todos de advertencia en contra de la locura y la NECEDAD DE LA SOBERBIA.

Debemos constantemente pedir al Señor que nos libre de algo que trae consecuencias tan nefastas para todo el que lo ejercita.

Que podamos distinguir cuando la soberbia se asoma a nuestras puertas y corramos en humildad a los pies de nuestro Dios.

Porque…

Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

Bendiciones,

Compartir Este Artículo:

Deja un comentario