Jesucristo

Salvando al Perdido

Porque de Tal Manera…

Juan 3:16-21 NTV Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él. No hay condenación para todo…

La Incomparable Gloria de Dios

a gloria es algo que todos buscan. La define el Diccionario de la Real Academia Española, en su primera acepción, como: Reputación, fama y honor extraordinarios que resulta de las buenas acciones y grandes cualidades de una persona. Y en su cuarta acepción, como: Majestad, esplendor, magnificencia. En cierta medida, nuestro mundo actual puede definirse…