Blog

Si Dios lo Hizo Con Ellos, Lo Hará Contigo También

Categories: Pastor Carlos

zarza-ardienteMuchas personas piensan, equivocadamente, que tenemos que llegar a la perfección ANTES de que pueda lograrse el propósito de Dios en nuestras vidas. Se olvidan que Dios hace COSAS EXTRAORDINARIAS con personas ordinarias.

Dios no quiere que cambiemos para poderle servir, sino que quiere que nos acerquemos a Él tal y como somos.

Quiero hablarte hoy de tres personajes de la Biblia que confirman que esta ha sido la voluntad de Dios desde SIEMPRE y Su estrategia no ha cambiado.

Para asegurarnos de que la voluntad y propósito de Dios para nuestras vidas son INMUTABLES, estos tres personajes vienen de distintas partes de la historia bíblica: la dispensación de los PATRIARCAS, la dispensación de la LEY y, por último, la dispensación de la GRACIA, que estamos viviendo desde que Jesús vino a redimirnos mediante Su perfecto sacrificio pascual.

Hay algo muy importante que debes entender:

SI DIOS LO HIZO CON ELLOS,
LO HARÁ CONTIGO TAMBIÉN.

Nuestro primer personaje es Lea (que significa cansada, fatigada) – la primera esposa de Jacob, la hermana rechazada, no tan bonita, quizá de poca apariencia y, sin embargo, fue la madre de seis de los doce hijos de Jacob, incluyendo a Rubén, el primogénito; a Leví, de donde salieron Moisés, Aarón y los levitas; y a Judá, de donde salió la genealogía principal del Rey David y, por supuesto, el mismo Jesús.

Cuando leemos la historia de Lea en el libro de Génesis 29 y 30, parece una historia sacada de una novela de televisión.

Jacob, el que estaba acostumbrado a engañar, ahora es él engañado por su suegro Labán, quien le hace servir, no siete, sino catorce años por la esposa que había deseado (Raquel), pero que no era la que llevaba el propósito de Dios y la promesa de la descendencia de Abraham.

Labán, el padre de Lea, tiene que engañar a Jacob para que se lleve a la hija que no quería, a la que no era tan bonita – la noche de bodas, Jacob se tuvo que conformar con “Betty, la Fea”.

Raquel, que parecía ser tan linda y con un carácter tan afable, luego nos demuestra una persona mezquina, egoísta, envidiosa que solamente deseaba obtener cosas.

Sin embargo, es Lea la que le produce a Jacob la descendencia que Dios había prometido a Abraham e Isaac a través de su hijo Judá.

Puede que no seas el más “apropiado” conforme a la opinión de los demás, o la más “bonita”, o el más “inteligente”, o el más “capacitado”. Pero para Dios eres especial y hermoso(a).

SI DIOS LO HIZO CON LEA,
LO HARÁ CONTIGO TAMBIÉN.

Luego vemos a Moisés angustiado por un llamado mucho mayor que él mismo, tuvo problemas para aceptar la comisión que Dios le estaba dando…

Éxodo 3:1-22 (parafraseado)

Moisés llevó las ovejas de Jetro su suegro y llegó hasta el monte de Dios. Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza.

Entonces Dios le habló a Moisés de en medio de la zarza. Entonces Moisés tuvo miedo de mirar a Dios.

Entonces Dios le dijo: te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo.

Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? (DUDA)

Dios le dijo que estaría con él y que debía traer al pueblo a servir en el mismo monte.

Moisés volvió a temer y dijo a Dios: Si voy y les digo: Dios me ha enviado a ustedes. Si ellos me preguntan: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé? (BUSCANDO EXCUSAS)

Dios le dijo: YO SOY me envió a vosotros. Yo los sacaré de la aflicción de Egipto a la tierra que fluye leche y miel.

Extenderé mi mano, y heriré a Egipto y entonces les dejará ir. Y despojarán a Egipto.

Entonces Moisés respondió: Ellos no me creerán, ni oirán mi voz; sino que dirán: No te ha aparecido Jehová. Y Dios le mostró todas las maravillas que luego haría en Egipto.

Pero Moisés le contestó: ¡Ay, Señor! Nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. (OTRA VEZ LA DUDA)

Y Dios le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar.

Y él dijo: ¡Ay, Señor! Envía, te ruego, por medio del que debes enviar. (SIGUE TITUBEANDO)

Entonces DIOS SE ENOJÓ CONTRA MOISÉS y le dio todas las órdenes que debía seguir como soldado.

A veces Dios TIENE QUE OBLIGARNOS A TOMAR EL CAMINO QUE YA ÉL HA PREPARADO PORQUENUESTRA FE NO NOS BASTA.

SI DIOS LO HIZO CON MOISÉS,
LO HARÁ CONTIGO TAMBIÉN.

Y nuestro ejemplo final es Pedro, miembro principal de un grupo muy raro de personas que fueron las que Jesús llamó a compartir Su ministerio – los Apóstoles – varios pescadores, un cobrador de impuestos… Gente sencilla, la mayoría sin mucha educación formal. Sin embargo, Jesús los escogió para el privilegio inmenso de compartir tres años y medio de su vida día y noche con Él.

Vemos a Pedro, hombre de grandes contrastes – rudo, impetuoso, controversial.

Por un lado, fue el discípulo que mostró mayor capacidad para obtener revelación de las verdades del Evangelio:

Cuando Jesús se les acercó caminando sobre las aguas, fue el único que se atrevió a caminar sobre las aguas con Él – porque PUDO CREER EN SU PALABRA – VEN.

Fue también el que tuvo revelación directa del Padre cuando le dijo a Jesús que Él era el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Sin embargo, siempre mostró su HUMANIDAD en sus DEBILIDADES:

Después de haber caminado sobre las aguas, TUVO MIEDO y clamó al Señor para que le salvara.

Fue quizá el apóstol más recriminado por Jesús. ¡Qué pocas personas soportarían hoy día el trato que el Maestro tuvo con Su discípulo principal.

Pero es que cuando Dios tiene algo GRANDE para ti, te va a probar y te va a demostrar que tienes lo que hace falta.

Por ejemplo:

  • Una vez le pidió a Jesús que les explicara una parábola y Jesús le dijo: “¿Todavía no lo entienden?” (Mateo 15:16)
  • Cuando Jesús anunció la manera en que tenía que morir para que se cumpliera el propósito de Su venida a la tierra, Pedro le argumentó, tentándole con unas palabras que parecían surgir de una preocupación genuina: “¡Dios nos libre, Señor! Eso jamás te sucederá a ti.” Esto hizo que Jesús le llamara satanás y le dijera que se quitara delante de Él porque ponía la mira en las cosas de los hombres y no las de Dios.
  • Pedro, el impetuoso, fue veloz al declarar categóricamente, “Aunque todos te abandonen, yo jamás te abandonaré.” (Mateo 26:33). Poco tiempo después, estaba negando al Señor TRES VECES con gran fuerza, incluso maldiciendo y jurando en vano.
  • También fue uno de los tres que no pudieron velar con el Señor ni siquiera una hora en el jardín de Getsemaní.

Sin embargo, DIOS TENÍA UN PROPÓSITO ESPECIAL CON PEDRO – Jesús le permitió limpiar su condena de forma tremenda:

Juan 21:15-17 (RV 1960)

15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

Este hombre llegaría a ser uno de los principales exponentes del Evangelio de Cristo, uno de los principales ganadores de almas para el Reino de Dios en la tierra.

SI DIOS LO HIZO CON PEDRO,
LO HARÁ CONTIGO TAMBIÉN.

Las promesas de Dios a través de Jesucristo son NUESTRA HERENCIA INCORRUPTIBLE, algo que Pedro, el controversial, el débil, el de poca educación pudo descubrir una vez arregló su vida para caminar conforme a la voluntad de Dios para su vida:

1 Pedro 1:3-5 (RV 1960)

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia NOS HIZO RENACER PARA UNA ESPERANZA VIVA, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 PARA UNA HERENCIA INCORRUPTIBLE, INCONTAMINADA E INMARCESIBLE, RESERVADA EN LOS CIELOS PARA VOSOTROS, 5 que sois GUARDADOS POR EL PODER DE DIOS MEDIANTE LA FE, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

Puedes estar seguro(a), confiando en las promesas de Dios. Y NUNCA olvides lo siguiente:

SI DIOS LO HIZO CON TODOS ELLOS,
LO HARÁ CONTIGO TAMBIÉN.

 [carlos-signature]

Author: Carlos Camacho

Deja un comentario