Blog

El Momento de Dios

Categories: Pastor Carlos

Isaías 60:22 PDTLa familia más pequeña se convertirá en una familia grande y el menos importante se convertirá en una nación poderosa. Yo soy el Señor. A SU DEBIDO TIEMPO haré esto RÁPIDAMENTE.

Cuando Dios se mueve, lo hace en SU TIEMPO. A esto le podemos llamar EL MOMENTO DE DIOS. Él decide obrar inmediatamente para hacer los milagros y prodigios en nuestras vidas.

La salida del pueblo de Israel de Egipto es un tipo claro de esto. Los israelitas tuvieron que celebrar la Pascua CON PRISA, sin perder tiempo, de manera que no se privaran a sí mismos de la bendición que llegaría en el MOMENTO DE DIOS para ellos.

Éxodo 12:11 RV 1960Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis APRESURADAMENTE…

Ellos tuvieron que aprender a NO PERDER EL TIEMPO, sino a darse prisa, porque el Ángel de la Muerte estaba a las puertas y venía para destruir a todo primogénito varón que no estuviera “cubierto” por la sangre de aquél cordero pascual.

Ese día, el pueblo de Dios tuvo un encuentro con EL MOMENTO DE DIOS para la liberación de su nación.

Este episodio es tipo y sombra de Jesús como nuestro Cordero Pascual perfecto. Ahora Él iba a redimir nuestras faltas derramando Su propia sangre en propiciación por nosotros. Ahora sería posible la liberación de la esclavitud del pecado.

El momento en que Jesús vino, marcó otro MOMENTO DE DIOS para la humanidad, justamente cuando era necesario que llegara y cuando llegó, lo hizo DE REPENTE.

Marcos 1:14-15 RV 1960Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

Al igual que en el caso de los israelitas en la pascua original, cuando Dios decide que ha llegado el momento para obrar, hay que DARSE PRISA para moverse conforme a Su tiempo. Aquel que no se pueda adaptar al mover del MOMENTO DE DIOS, se quedará lamentablemente rezagado.

Habacuc 2:2-3 RV 1960Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.

Tenemos una responsabilidad como pueblo de Dios de CORRER con el mensaje del Evangelio, no detenernos, no escatimar esfuerzos o tiempo para que se difunda el mensaje entre la mayor cantidad de personas posible.

Aunque el MOMENTO DE DIOS puede parecer tardarse, no hay tal tardanza, sino que Dios se mueve en Su tiempo, no en el nuestro.

Muchos de los milagros de Jesús y los Apóstoles se produjeron rápidamente, de súbito, de repente, enseguida, inmediatamente.

Marcos 7:35 RV 1960 (tartamudo)
Al momento fueron abiertos sus oídos, y se desató la ligadura de su lengua, y hablaba bien.

Mateo 8:2-3 RV 1960 (leproso)
Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.

Lucas 8:43-44 RV 1960 (mujer del flujo de sangre)
Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre.

Hechos 3:7-8 PDT
Entonces Pedro lo tomó de la mano derecha y lo levantó. De inmediato, las piernas y los pies del hombre se fortalecieron. El hombre saltó, se puso de pie y comenzó a caminar. Entró al área del templo con ellos, caminando, saltando y alabando a Dios.

Hechos 9:18 RV 1960 (Pablo recobra la vista)
Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.

Cuando Jesús nos llama, eso se convierte en el MOMENTO DE DIOS para nuestras vidas y tenemos que responder a ese MOMENTO y de manera inmediata.

Mateo 4:18-22 RV 1960 (llamado a apóstoles)
Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando AL INSTANTE las redes, le siguieron. Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando AL INSTANTE la barca y a su padre, le siguieron.

Hechos 16:25-34 RV 1960 (el carcelero)
Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa. Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos. Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios.

Finalmente, cuando el Señor venga a buscar a Su iglesia, será una movida instantánea.

1 Corintios 15:51-52 RV 1960He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

Aprendamos a aprovechar el MOMENTO DE DIOS y hagamos nuestras todas las bendiciones que Él tiene para nosotros.

Este es el TIEMPO DE DIOS para nuestras vidas. Ahora tenemos que preguntarnos si estamos preparados para seguirle CON PRISA, sin perder tiempo ni escatimar en esfuerzo.

[carlos-signature]

Author: Carlos Camacho

Deja un comentario