Blog

Aunque la Higuera No Florezca

Categories: Pastor Carlos

El domingo, 30 de diciembre de 2012, compartí esta palabra con nuestra iglesia. Hoy me gustaría revisitar lo que el Señor puso en mi corazón en aquel día, después de casi seis meses de ver lo que ha pasado. Juzgue usted por sí mismo si Dios le está hablando a Su Iglesia en estos tiempos, o no.

Aunque la Higuera No Florezca

Mañana finalizamos un año que me ha dado por llamar “BIPOLAR”. Por un lado, hemos tenido acontecimientos que son asombrosos, tanto en lo personal como en la experiencia colectiva de nuestra iglesia.

Pero, al mismo tiempo, este año que termina nos deja con un saldo impresionante de incertidumbre, tragedias y angustia para muchos que ha sido exagerado de manera terrible por unos medios de comunicación que se deleitan en explotar el sensacionalismo y la desgracia humana en su enfoque supuestamente “noticioso”.

La noticia principal que capturó la atención de todos fue la masacre de niños en plena época navideña en Newtown, Connecticut. De esta noticia, se ha generado una controversia enorme relacionada con el derecho constitucional de portar armas y la interpretación que le dan a la Segunda Enmienda de la Constitución grupos contrarios, tanto de izquierda como derecha del elemento político de los EEUU.

Ahora, al finalizar el año, tenemos la noticia del “Precipicio Fiscal ” – título que causa temor entre las personas – que amenaza potencialmente a toda la población norteamericana con las implicaciones que puede tener para el bolsillo de todos el que no se pueda llegar a un acuerdo antes del día 1ro de enero de 2013. Ya la bolsa de valores ha sufrido cinco días consecutivos de bajas por el temor que surge de esta situación y la incertidumbre que causa en los mercados, así como entre las personas comunes y corrientes que tendrían que cargar con la mayor parte de un problema que fue causado originalmente por los políticos durante muchos años de mala administración.

Y en Puerto Rico todos sabemos que las noticias cada vez se vuelven más violentas y, como si fuera poco, estamos a punto de comenzar un nuevo gobierno que ninguno de nosotros tiene la menor idea de cómo pueda funcionar ante las presiones y dificultades fiscales que tendrá que enfrentar.

Todo esto contribuye a que se desarrolle un pesimismo colectivo que siempre está presente en nuestro pensamiento.

Ante esta realidad, brotan unos versos en el libro del profeta Habacuc, que nos llenan de ESPERANZA al recordarnos que nuestra confianza y nuestro ánimo no pueden depender de las circunstancias que nos rodean, sin importar su procedencia o el temor que nos causen.

El profeta hace una expresión poderosa en el v. 2:

Habacuc 3:2 RV 1960

Oh Jehová, he oído tu palabra, y temí. Oh Jehová, AVIVA TU OBRA EN MEDIO DE LOS TIEMPOS, en medio de los tiempos hazla conocer; en la ira acuérdate de la misericordia.

Llevamos muchos años orando por que este avivamiento prometido se manifieste dentro del pueblo de Dios para que se dé a conocer la obra hecha por El en todas partes.

Por esta razón, entiendo que lo que viene es un DERRAMAMIENTO COMO NUNCA ANTES EN LA HISTORIA DE LA IGLESIA.

1 Tesalonicenses 5:1-11 RV 1960

1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3 que cuando digan: PAZ Y SEGURIDAD, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y NO ESCAPARÁN.

4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. 5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; NO SOMOS DE LA NOCHE NI DE LAS TINIEBLAS.

6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino VELEMOS y SEAMOS SOBRIOS. 7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.  9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, 10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, VIVAMOS JUNTAMENTE CON ÉL. 11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

No serán precisamente tiempos AGRADABLES. Tendremos que soportar persecución, burla y vituperios por causa del nombre de Jesús.

Habrá sufrimiento, angustia, llanto y pesar alrededor nuestro. El pecado se multiplicará por la condición rebelde de los corazones de muchos que permitirán que el amor en ellos se enfríe.

Mateo 24:12 RV 1960

y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

Pero tenemos una garantía que nuestro Señor mostrará sin duda Su gran poder y Su gloria resplandeciente del mismo modo en que lo ha hecho innumerables veces en el pasado.

Para el que no conoce a Dios, serán tiempos de angustia y terrible expectativa de juicio; pero para aquellos que seamos verdaderos hijos de Dios, lo que viene es maravilloso, porque no es más que el anuncio glorioso de que Su venida está cada día más cerca.

Habacuc 3:17-19 RV 1960

17 Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; 18 CON TODO, YO ME ALEGRARÉ EN JEHOVÁ, Y ME GOZARÉ EN EL DIOS DE MI SALVACIÓN. 19 Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas, y en mis alturas me hace andar.

Al comienzo de este nuevo año, no podemos dejar que nuestra alegría y satisfacción en la vida dependan de las circunstancias inmediatas que pueden hacer decaer nuestro semblante y ahogarnos en la desesperación.

Más bien tenemos que fundamentarlas en la seguridad absoluta del cuidado que Dios tiene sobre nosotros y de la manera en que Él se manifiesta justo en el momento oportuno de necesidad y nos da Su victoria, Su gozo y Su paz.

Aunque es verdad que estamos “en medio de tiempos muy duros” al comenzar un nuevo año lleno de incertidumbres, calamidades y desastres, no es menos cierto que el Poder absoluto de Dios se manifestará como en los tiempos pasados y mostrará Su fuerza y Su majestad.

Sigamos confiados en Su grandeza y soberanía sobre TODO lo que pueda suceder alrededor nuestro. Vamos a aferrarnos a las muchas promesas que tiene la Palabra de Dios para nosotros, sabiendo que es Él quien pelea nuestras batallas.

2 Crónicas 20:15; 17 RV 1960

15 … Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque NO ES VUESTRA LA GUERRA, SINO DE DIOS.

17 No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; PARAOS, ESTAD QUIETOS, Y VED LA SALVACIÓN DE JEHOVÁ CON VOSOTROS

 

Deuteronomio 20:3-4 RV 1960

3 … no desmaye vuestro corazón, no temáis, ni os azoréis, ni tampoco os desalentéis delante de ellos; 4 porque Jehová vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, PARA SALVAROS.

 

Isaías 41:10 RV 1960

No temas, porque YO ESTOY CONTIGO; no desmayes, porque YO SOY TU DIOS QUE TE ESFUERZO; SIEMPRE TE AYUDARÉ, SIEMPRE TE SUSTENTARÉ CON LA DIESTRA DE MI JUSTICIA.

¿Qué más podemos necesitar? Tenemos la seguridad y confianza de que Dios va con nosotros a dondequiera que vayamos y sabemos que, a pesar de lo que podamos ver sucediendo alrededor nuestro, NO ES LA VOLUNTAD DE DIOS QUE SUS HIJOS PASEN POR EL JUICIO QUE VIENE SOBRE LOS DESOBEDIENTES.

Isaías 51:6-8 RV 1960

6 Alzad a los cielos vuestros ojos, y mirad abajo a la tierra; porque los cielos serán deshechos como humo, y la tierra se envejecerá como ropa de vestir, y de la misma manera perecerán sus moradores; PERO MI SALVACIÓN SERÁ PARA SIEMPRE, MI JUSTICIA NO PERECERÁ. 7 Oídme, los que conocéis justicia, pueblo en cuyo corazón está mi ley. No temáis afrenta de hombre, ni desmayéis por sus ultrajes. 8 Porque como a vestidura los comerá polilla, como a lana los comerá gusano; pero MI JUSTICIA PERMANECERÁ PERPETUAMENTE, Y MI SALVACIÓN POR SIGLOS DE SIGLOS.

Y seguimos adelante SIN DESMAYAR, confiados en Aquél que hizo Su obra en nosotros.

2 Corintios 4:16-18 RV 1960

16 Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante SE RENUEVA DE DÍA EN DÍA. 17 Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez MÁS EXCELENTE Y ETERNO PESO DE GLORIA; 18 no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, PERO LAS QUE NO SE VEN SON ETERNAS.

[carlos-signature]

Author: Carlos Camacho

Deja un comentario